¿Comer fuera de casa?

¿Te ha pasado que cuando comes “fuera” se te antoja todo y es más fácil caer en tentaciones llenas de calorías? Aquí te dejo unos tips que puedes aplicar cuando comas fuera de casa por gusto o por necesidad (y cuando ya no te queda de otra) y puedas hacerlo de la mejor manera posible, saludable y económica.

1. Come un snack sano antes de llegar al restaurante (jícamas, pepinos, nueces) y/o un vaso grande de agua simple, para que no estés tan hambriento y quieras pedir todo en el lugar.

2. Evita los buffets. Generalmente son tentadores, amantes de lo frito, con porciones distorsionadas y guarniciones altas en calorías.

3. Trata de compartir aquellos platillos que son demasiado grandes, y si nadie esta dispuesto a compartir contigo, pide para llevar lo que te haya sobrado.

4. Trata de no beber las calorías (evita refrescos o aguas de sabor). Pide agua simple y al tiempo.

5. Empieza tu comida con una ensalada. Los vegetales ayudan a controlar el hambre y sentirse satisfecho más pronto.

6. Pide a la parrilla, asado, rostizado o al vapor en lugar de frito o salteado.

7. Trata de elegir fruta de postre o mejor aún, evítalo.

La próxima vez que vayas a algún sitio a comer intenta aplicar estos secretos… verás que será más fácil cuidar tu cuerpo.