¿Hormigas en la cocina?

Primero que nada y para reducir las posibilidades de que te visiten, trata de guardar toda la comida en envases y contenedores bien cerrados, no dejes trastes sucios y seca bien todos los espacios cerca de la cocina y el fregadero después de lavar los platos… a las hormigas les atrae la humedad.

Las hormigas poseen un sentido del olfato poderoso y hay ciertos olores que las ahuyenta para nunca más regresar:

  • El limón, con su aroma cítrico y penetrante sirve para alejarlas. Coloca varias rodajas de limón por los rincones de la cocina y cerca de las ventanas.
  • Los clavos de olor y el bicarbonato de sodio también son efectivos, deja un poco de ambos dentro de la alacena y por el fregadero.
  • La sal común es otro producto que podemos utilizar, espolvorea un poco por el lugar que transiten las hormigas.

No las estás matando, solo las estás invitando a que se vayan a otro lado.
Por favor comenta si pusiste en práctica alguno de estos trucos y si te sirvió… o si tienes algún otro para decirles adiossssssssssss.